viernes, 24 de octubre de 2014

Era Un Estudiante Enamorado, Como Cualquier Otro...

Cipotada chula,

Sin duda alguna, esta canción ha marcado etapas y momentos memorables en muchos/as de nosotros/as y estoy seguro que a usted, ¡le gusta!

Viejos, pero claros recuerdos tengo de varias situaciones en las cual, esta canción, sirve de fondo y quizás como marco de referencia de tiempos bellos, sanos vividos ya, y alejados... ¡varios -muchos- abriles! 

Uno de esos recuerdos, de los primeros que se me vienen a la mente en este momento, es acerca de una tarde de domingo, en la bella Armenia, mas precisamente en una refresquería que tuvo una efímera presencia en nuestra ciudad. Es aquella que estaba localizada en la esquina, enfrente de la casa-panadería de doña Sarita Narvaez, es decir, la casa que fuera (¿o no sé si aun sea?) de don Paco Portillo (dueño de la Finca Las Palmeras y dueño de aquel conjunto musical que se llamaba "The Francis' Boys"), esa misma casa adonde había otra panadería y en la cual trabajaban aquellos jóvenes que les apodaban "Los Quesadilla" (algunos de ellos, salvajemente asesinados por los "escuadrones de la muerte" ¡y cuyo asesinato aun sigue impune!).

Pues bien le comentaba que en una tarde de domingo, precisamente cuando yo me encaminaba al estadio del pueblo a ver a nuestro C. D. Salvadoreño, fue que decidí irme por la calle atrás de la iglesia y cuando pasaba por esa refresquería, vi a una muy hermosa y conocida joven que bailaba sola en esa sala que a esa hora estaba desolada, es decir, no había nadie mas que ella y un joven panadero que se sabía que era afeminado (o "gay" como se les conoce ahora), quien la observaba y animaba (trataba de reanimarla, pues la joven se mostraba triste, acongojada). Ella, hermosamente posando su bella anatomía que se mostraba a través de su pantalón estilo "jeans" color blanco, sollozaba en silencio, quizá trayendo a su mente el rostro de su amado o momentos importantes entre ellos, mientras bailaba, con los ojos cerrados y suspirando, bailaba una y otra vez, la misma canción que ella, seleccionaba en la cinquera del lugar. No niego que en ese momento, me hubiera gustado servirle de consuelo a esa bella mujer y permitirle que se apoyara en mi hombro de cipote para que llorara, mientras yo la consolaba (ella era -es- ¡porque aun vive!, unos 5-6 años mayor) pero, seguro de su rechazo, opté simplemente por quedarme ahí, observando, hasta que ella se fue con su amigo(a) a la parte interior de la casa y yo, continué hacia el estadio.

Otro recuerdo que llevo, es el de una mañana de mucha actividad en el Tercer Ciclo. Precisamente fue en aquellos días cuando nos trasladamos de la vieja casona adonde estaba "La Sección", hacia un pabellón de la Escuela de Niñas Juan Ramón Uriarte. Nos acabábamos de trasladar y para los que habíamos estado en aquella casona (grande pero encerrada); ahora, el estar en esos espacios libres, en medio de los árboles, sintiendo la brisa y respirando el aire puro, de ver a las mariposas y avispas revolotear entre las coloridas y olorosas flores, de ver y escuchar a los pajarillos, era como estar en un mundo nuevo, experimentando algo novedoso y juvenil, era así como si estuviéramos en pleno "Woodstock" gringo, y en efecto, ¡ese era nuestro propio "Woodstock Buchón"!

Las relaciones de amistad florecían; entre los novios la relación se estrechaba y el ambiente se llenaba de esa alegría, de esa jovialidad, de esa jodarria, de esa paz, de esa fraternidad, de esa comunidad, de esa amistad, de esa música, de esos colores psicodélicos en las camisas que inundaban nuestros sentido visual y que nos elevaba, nos unía, nos hacía ser y sentirnos igual...  

Y en esa mañana, que se me quedó grabada, "El Chivo Oquendo" (QEPD) estaba con su guitarra melancólica y sollozante, lanzando dulces notas melodiosas y románticas que se acompañaban del "canto" de los que le rodeábamos y que pretendíamos hacerle coro (aunque no nos dábamos cuenta que en realidad, le arruinábamos su presentación artística, aunque el, actuaba como si no le importaba y seguía tocando, permitiéndonos que siguiéramos con nuestro "berridos"), hasta que se nos llegó la hora de entrar al salón de clases porque en ese momento, salió "Valija" gritando; ¡NOVENO 4, TIENE CLASE!     

Y esta es la canción, le invito a que la escuche y que nos diga si no le gusta; ¿se atreve?

video

miércoles, 22 de octubre de 2014

¡Otras Visitas Históricas!

Cipotada chula,

Fíjese que a nuestra humilde "Página Oficial Buchona" nos han llegado unas visitas por demás, inesperadas y por supuesto...¡bienvenidas!

En efecto, se trata de una serie de visitas recibidas desde Indonesia en el continente australiano con lo que, nuestra admiración se convierte en alegría y orgullo. Y es así porque si bien es cierto que anteriormente ya habíamos recibido visitas de Australia, infortunadamente cuando eso sucedió no se me ocurrió ni siquiera anotar la fecha, cosa que después me pareció necesaria para llevar cuenta de los países desde adonde nos visitan y que, hasta ese momento eran solamente países del continente americano en gran número y del continente europeo en menor. 

Pero, un día recibimos visitas desde, Israel en Asia y de Sur África, en el propio continente africano con lo que sentí curiosidad y deseo de mantener un listado de todos los países que nos visitaren y así, he notado las visitas desde Eslovenia, Nigeria, Brasil, Egipto, China y otros, y ahora he notado estas de Indonesia que realmente me sorprenden grandemente y me hacen conjeturar...¿quién o quiénes serán los/as visitantes?, ¿serán salvadoreños/as? ( de ser así, sería muy lindo y mas aun si fueran armenienses), ¿qué les parecerá nuestra "Página Oficial Buchona"?, ¿nos visitarán nuevamente? y varias otras interrogantes; por el momento, solamente me queda agradecer y esperar, pero quise compartir con usted esta alegría y orgullo que siento, al ver que esta humilde "Página Oficial Buchona" ha sido vista en los 5 continentes del planeta y yo -como un bien nacido "buchón"- me alegro porque siento que en algo colaboramos a poner a nuestra querida Armenia en el pedestal que se merece. por que eso, ¡es un GRAN orgullo y sobretodo...honor!

Aprecie usted:   


Gráfico de los países más populares entre los espectadores del blog

EntradaVisitas a la página
Estados Unidos
312
México
309
Alemania
103
El Salvador
82
Canadá
33
España
14
Indonesia
13
Ecuador
11
Colombia
8
Venezuela
8

lunes, 20 de octubre de 2014

Mensaje Recibido de Parte de la Apreciada Ernestina Burgos

Apreciada Ernestina Burgos,

He recibido su amable correo al cual no he podido responderle acordemente pues no cuento con su dirección electrónica.

Sepa que con el mayor gusto quisiera aclarar (o por lo menos, intentar) la confusión que una nota publicada en esta, nuestra "Página Oficial Buchona" haya causado y, con el mejor de mis deseos, quisiera expresarle mis agradecimientos por su interés de hacerme ver esta confusión. 

Esta es mi dirección electrónica en donde espero su comunicación:

elmonsiour@yahoo.com

En espera de su comunicación le reitero mi agradecimiento sincero.

Atentamente,

Edgardo Posada (El Monsiour).

viernes, 17 de octubre de 2014

El Respeto - Una Virtud Para Toda a Vida

¡A la gente mayor se le respeta! decían mis abuelitos queridos (QEPD). 

¿Siempre? (me preguntaba yo cada vez que les escuchaba decir eso, y me quedaba con esa duda, es que, -me parecía demasiado tributo a personas que quizás, no se lo merecían ni que hacían los esfuerzos para ganárselo-), hasta que un día me atreví a preguntarle eso a Paquita (mi abuelita materna). 

- Ella me respondió que si, ¡siempre habría que mostrarle respeto a los mayores! 

- Pero, ¿y si ellos están en lo "errado"?, 

- no importa -decía ella- siempre hay que respetarlos,

- pero...

- lo que pasa hijo -continuaba ella- es que lo que te parece errado, tal vez no sea así, quizás solo sea tu percepción, tu modo de verlo,

- si Paquita pero, se me hace dificil creer que siempre estén ellos en lo correcto,

- lo que no alcanzás a ver, hijo, es que vos no tenás la estatura moral para distinguir lo correcto de lo erróneo, ¡sos tan solo un niño! -asentó- y de esta manera, la sesión de preguntas, llegaba a su final. 

Y pues, a pesar de no estar totalmente de acuerdo con ella, confieso que realmente hice el intento de hacerlo de este modo, es decir, traté en la mejor manera posible de mostrar respeto a toda la gente mayor cuando correspondía, aunque algunas veces, el esfuerzo tenía que ser gigantesco, fenomenal y casi heroico pues las situaciones demostraban que no se debería "respetar" a ciegas. Afortunadamente, ahora (a muchos abriles de distancia de mi infancia) veo que el haberles hecho caso a mis abuelitos, me ayudó mucho a "sobrellevar" situaciones que bien pudieron haber causado que me metiera en serios problemas, que me crearan situaciones desagradables y que incluso pudieron haberse convertido en graves traumas hacia mi persona, las que me hubieran dañado para toda la vida... 

Tales son los casos que recuerdo hoy, uno de ellos tiene que ver con el papá de un amigo mío de la infancia quien, no tenía reparos en hacerme (o intentar hacerme) quedar en ridículo en cada ocasión que se presentara.

Este sujeto, aprovechaba cada ocasión que estábamos jugando para "parar" el juego y directamente hacerme preguntas de carácter académico mas alto al nivel que nosotros teníamos (estudiábamos los primeros grados de primaria). Gracias a que nunca me quedaba callado y le respondía mas o menos de manera aceptable, ese tipo, aunque se reía de mis respuestas en medio de los demás cheritos (ahí estaba presente su hijo) me dejaba momentáneamente en paz y se alejaba, mofándose de mí.

Yo, les contaba de esto a mis abuelitos, ellos siempre me decían que no había problema con eso quizás el aunque no lo reconozca, sabe que sos inteligente y por eso te pregunta, hijo. 

- Pero, ¿y por qué no le pregunta a su propio hijo?

- Quién sabe, ¡quizás el piensa que su hijo no sabe la respuesta!

- si pero, a mi me molesta, es que, yo voy a jugar no a estudiar...

- No veo ningún problema hijo, tranquilizate o, ¡ya no vayas a jugar con ese amiguito tuyo!

- ¡Ve, eso no es justo, a mí me gusta ir a jugar ahí porque llegan otros amigos y jugamos todos!

- Bueno, ahí ve vos...

Pasaba el tiempo y yo seguía en esa rutina de ir a jugar con mis cheros y arriesgarme que el tal sujeto, estuviera presente y que me agarrara a preguntarme cosas. En una ocasión, (tratando de ser lo mas respetuoso que mi interior permitía) me atreví a decirle que no tenía tiempo ni ganas de responder a sus preguntas; aquel se mofó mas y dijo abiertamente que yo era un "presumido" que creía saber mucho pero que realmente era simplemente un "baboso", le ordenó a su hijo que se metiera a la casa y el se encaminó rumbo al parque del pueblo.

Yo me quedé anonadado ante la actuación de este tipo y pensé que todo había terminado ahí pero, resulta que este, fue a decirle a mis abuelitos que yo le había faltado al respeto; que le había dicho"baboso" en frente de su hijo y que no me había pegado mi tunda, porque él era muy calmado pero que esperaba que ellos (mis abuelitos) hicieran algo al respecto.

A partir de ese momento, resultaba ya muy dificil para mi el simplemente ver a este sujeto, es decir, no soportaba su presencia; por eso, ya no iba a jugar con su hijo y siempre trataba de evitarlo, buscaba no encontrármelo pero, como vivíamos en la misma calle; una vez que me vio, al pasar cerca de la casa adonde estaba la banda municipal (que después fue la casa comunal) me dijo: "¡sos marica!"; la rabia me llenó la cabeza y quise gritarle todas las cosas que de él pensaba pero, me acordé de las palabras de mis abuelitos: "¡a la gente mayor se le respeta!" y me quedé callado, mordiéndome los labios de la ira, del enojo... en eso, don Yigo (Rodrigo) Linares, silbó para llamar mi atención y haciéndome gestos con sus brazos, me invitó a que fuera a su casa, a saborear un rico panal que el había llevado desde su apiario. 

No le hagas caso -me dijo- ese maje, está acomplejado porque sabe que la gente conoce su "oficio", está amargado, ahí dejalo.

Otra cosa que recuerdo es cuando estaba en quinto grado, una noche se celebraría un acto para el "Día de la Madre" en la escuela a la que yo asistía. 

Contento iba con algunos compañeros de grado rumbo a la escuela, bien bañadito y con la mudada limpia es que, yo declamaría un poema en medio del acto y pues, estaba muy ansioso, contento -repito-. Mi querida abuelita me dijo que ella llegaría un poco mas tarde, acompañada de la tía Tita, y que me fuera yo antes para ayudar en algo que fuera necesario en la escuela; así lo hice y me encaminé hacia allá.

Cabal entrando a la escuela, por el pasillo de entrada justo al verme unos compañeros que ya estaban adentro de la escuela y saludarme...¡se fue la luz!

¡Ese fue el hijo de la gran puta de Posada! -resonó la voz del director de la escuela-, acto seguido, con una lámpara de baterías en mano, este sujeto salió rumbo adonde estaba yo y de manera amenazante me increpó la razón por la que lo había hecho.

- ¡Yo no fui!

- Claro que si hijo de puta! ¿y quien mas pudo haber sido?

- Yo no sé, yo voy llegando...

- Callate pendejo...

- ¡No fue él! -dijo Neto "Tunca"-

- ¿No, y entonces quién?

- Nadie, la luz se fue sola...

Con esto, el individuo este, se encaminó a la caja de electricidad y notó que el "botador" (circuit breaker) estaba abajo, por lo que lo reseteó y la luz volvió.

Ah, lo que pasa es que yo estaba haciendo unos ajustes con las luces y el equipo de sonido y por eso se ha de haber bajado el botador -dijo-, alejándose rumbo al espacio adonde se llevaría el acto, sin decir nada, sin pedir disculpas, sin ni siquiera voltearme a ver.

Yo me quedé llorando de la rabia, furioso, mis amigos que vieron todo y que sabían de mi inocencia, se me acercaron para darme palabras de apoyo pero yo sinceramente no lograba comprender porque un "maestro" era así tan corriente, tan vulgar, tan irrespetuoso, tan... y la verdad es que, nunca lo comprendí, nunca logré entender y nunca, NUNCA olvidaré este infame y bochornoso acto de parte una persona "mayor" ¡a quien habría que respetar! Preguntándome: ¿como es posible que ni en el "Día de la Madre" pueda esta sujeto ser un poco "gente"?

De verdad digo que en ese momento, sentí ganas de gritarle sus babosadas, de ponérmele a de tu a tu, de decirle que era un cobarde, mal criado, mal profesor pero sin embargo, las palabras de mis abuelitos (¡A los mayores hay que respetarlos!), resonaban y tomaban predominancia en mi mente y cuando llegó mi abuelita, no le conté nada de lo sucedido en cambio, la recibí con una sonrisa pero en ese momento me prometí a mi mismo, no darle ningún valor a ese sujeto malcriado, no respetarlo y tenerlo en mi recuerdo como un simple vulgar.

Al día siguiente, le conté a mi abuelito lo sucedido, reclamándole el haberme dicho esas palabras que en casos como este no tenían valor ni sentido; el me respondió: 

"¡el respeto hacia las personas mayores, es para darle respeto a quien lo profesa, es decir, en este caso a vos hijo, vos sos la persona "mayor" -porque actuaste con madurez y sabiduría- y este sujeto, es simplemente un animal que no se merece el respeto tuyo, ni de nadie!"

¿Y usted que cree al respecto?

martes, 14 de octubre de 2014

Yo, Estaba Llorando por Rosamar...

- ¡Vámonos apurate! Le dije a mi chero Ricardo "Corbata", una mañana de "Semana Santa", al pasar por su casa (situada a la salida del pueblo, ya en bajada al desvío, después de pasar la esquina de la casa-tienda de la Familia Marroquín, de la casa de la Familia Torres, de la tienda-lechería de la Familia Franco y del Bazar Machuca); aquel estaba recostado en una silla.

- ¿Puta y adonde vamos pues? -preguntó aquel-

- Achís, ¡vos venite, maje!

Y aquel me siguió, después de agarrar una camisa color azul con rallas color amarillo unas grandes y celeste unas pequeñas la cual se la fue poniendo en el camino hacia abajo, cabal por el Pasaje Agua Caliente (que mas que pasaje, es un callejón hecho por las correntadas de agua), y salimos a la carretera que va hacia Sonsonate, ahí justo por adonde unos años después yo tendría una ladrillera.

- Mirá Monsiour, ¡yo no tengo pisto! y no me vayas a salir conque vamos lejos...

- No papá, solamente vamos al Sunza, además, yo tengo un colón...

- ¡Al Sunza!, ¿a qué vos?

- Ah, es que fijate que aquella mamacita alta, hermosa que va al séptimo grado #2 me invitó a que llegara a su casa...

- ¿¡NO JODÁS!? ¡uta man esa bicha está chula y toda la majada anda detrás de ella!

- Si, yo sé, papá y ella me invitó

- ¿Y como fue eso, vos?

- Lo que pasa es que ella fue alumna de mi tía Chabelita (QEPD) por un tiempo que ella dio clases en la escuela de ese lugar y esta bicha un día llegó a la casa a buscar a mi tía, ahí fue cuando ella se dio cuenta quien era yo porque antes, ni me volteaba a ver, ¡fijate!

- ¿Y qué te dijo pues?

- Ah, cuando yo llegué a la casa, ella ya estaba ahí pues resulta que ella ya había ido unos días antes con mi tía por lo que mi abuelita (QEPD) ya la conocía, y ese mediodía, cuando llegué, ella estaba viendo televisión en la sala, cuando entré y nos vimos, ella primeramente me sonrío y nos pusimos a platicar, en eso, mi abuelita dijo que ya estaba lista la comida y nos pusimos a comer; entre plática y plática, se fue el tiempo y cuando terminamos de comer, ella me confió que ya me conocía pero que no sabía que era familiar de mi tía Chabelita. A partir de ese momento, ya nos hablábamos aunque, realmente no éramos amigos, es decir, yo no sentía que ella quería ser mi amiga pero fijate que la semana pasada, se me acercó durante un recreo y me dijo que tenía una sorpresa para mí, que tal vez algún día yo tenía chance de ir por su casa, ¡me la iba a dar! Asiesque hoy, he decidido ir a verla porque me muero por la sorpresa que me tiene, aunque yo sospecho que le gusto y lo que quiere es... ¡ser mi novia!

- Uta Monsiour, si es así, de verdad que tenés leche papá por que esa bicha esta chula, hermosa...

Y nos fuimos caminando por la carretera rumbo a Sonsonate, pidiendo "jalón" pero, nadie se detenía, por lo que, seguimos y seguimos hasta llegar al desvío de ese cantón; agarramos la calle adentro y como a eso de las 2 de la tarde (cuando el sol hacía que nos ardiera mas el pellejo), llegamos a la casa de ella; en ese lugar, la familia de ella tenía una pequeña tienda, por lo que me resultó bien fácil llegar y entrar con la paja de querer comprar unas cocacolas y así, verla a ella.

Al tocar en aquel mostrador color verde chillante, salió ella de un cuarto en el que estaban unas personas platicando y escuchando música; al verme, su rostro mostró su asombro y quizás miedo porque, de manera vacilante y dudosa, nos preguntó varias veces que era lo que deseábamos; yo le repetí que queríamos comprar dos cocacolas y finalmente ella nos las tendió. Cuando quise comenzar conversación, ella me hizo un gesto de silencio y con señas, me dijo que nos saliéramos de la casa. Le pagué las cocacolas y nos salimos.

En vista que el sol estaba "perro", optamos por irnos a la parte de atrás de la casa, adonde había sombra; ahí estábamos con "Corbata", tranquilos, queditos, callados (y yo, esperanzado en que ella saliera aunque fuera por un solo segundo), tomándonos las cocas mientras esperábamos que bajara el sol. Desde ese rincón en el que estábamos, podíamos oír el murmullo de la plática allí adentro y de las carcajadas que daba un hombre que suponíamos era el papá de la bicha aquella; también podíamos escuchar la música que era predominantemente cumbia y cabal, en ese instante, se escuchó esta bella canción de la Orquesta de Los Hermanos Flores que estaba pegando golpe en esos días. Aunque ya la había escuchado antes y me gustaba esta canción, realmente fue en esa ocasión que esta, se me quedó grabada (es que, como parecía que a esa gente también le gustaba mucho esa canción, porque la repetían una y otra vez, hasta repetirla quizás por unas 6 ó 7 veces); hasta que, en un santiamén, salió ella por la parte de atrás de la casa, para decirme que me fuera, que no podría hablar conmigo porque su papá estaba borracho y era muy enojado.

Desilusionado, triste y "ahuevado" con Corbata (quien de seguro, estaría pensando que yo era "pajero"), no me quedó mas que decirle aquel que nos fuéramos de regreso al pueblo, y así lo hicimos.

En el camino, aquel se fue jodiéndome y burlándose de mí: ¿Y cómo se te ocurre que semejante hermosura de bicha te va a hacer caso, maje?, ¡si vos sos feyo, maje! -me decía, en medio de las carcajadas que se tiraba-, mientras yo, solamente me hacía el bravo (para ocultar mi "ahueve").

En la semana después y en los días siguientes, de la Semana Santa, ya en el Tercer Ciclo, yo no quería verla porque tenía miedo que me "ahuevara" otra vez por lo que, trataba de esquivarla, de evitarla pero se dio un momento en el que, yo iba entrando a mi salón de clase, cuando ella iba saliendo...

- ¡Hola Monsiour, lo vine a buscar! 

- ¿A mí, y para qué?

- Es que, vine a decirle algo...

- ¡Si, ya sé... qué no vuelva a ir a buscarla!

- No, no es eso,

- ¿Entonces?

- Es que... ¡¿ay no sé como decirle?!

- ¿Decirme qué? ¿Que la deje en paz?

- No, Monsiour, no sea malo, no es eso... es que, lo que quiero es contarle que mi hermana me dijo que usted le gusta mucho...

- ¿Quién? 

- ¡Mi hermana!

- Pero, yo no la conozco, yo no sé quien es ella.

- Si, lo sé, pero ella si lo conoce y cuando le conté que usted es sobrino de la "seño Chabelita", me dijo que quiere que se lo presente, y esa era la sorpresa que le tenía...

- Ah, ¿y entonces por qué no me la presentó ese día que fui a su casa?

- Lo que pasó es que, ella no estaba en la casa en ese momento y además, mi papá estaba "tomado" ese día y cuando toma, se pone bien bravo y a mí,. me dio miedo que quisiera pegarle a usted, por eso me porté así, discúlpeme, por favor...

- ¡Está bien, no se preocupe mas!

- Gracias Monsiour y oiga: ¿va a ir al baile de la Academia de Corte y Confección este sábado?

- Si, creo que sí ¿por qué?

- Es que, unas amigas que están en la academia van a venir y le fueron a pedir permiso a mi mamá para que yo venga con ellas, si usted quiere, ¿yo le digo a mi mamá que me quiero traer a mi hermana y así, se la presento a usted?

- ¿De verdad? Eso me gustaría mucho; ¡si, por favor tráigase a su hermana!

- Vaya pues, ¡pero me la cuida Monsiour, me la respeta!

- Claro que si, ¡se lo prometo!

Y así, en el sábado de esa semana allá en la bella y querida Armenia, tuve el gusto y honor de conocer a esa bella jovencita, cuando me la presentó su hermana. 

Antes que comenzara el baile, la invité a dar unas vueltas al parque, a tomarnos un espumoso del "Batilandia", a sentarnos en las bancas del atrio de la iglesia para platicar y conocernos y ya una vez dentro del baile, nos pusimos a danzar al mejor estilo de esa época y cuando estábamos ya bien adentrados en confianza, fui a pedirle al que ponía los discos que pusiera esta bella canción que sonó muchas veces aquella tarde en el Cantón El Sunza, la cual bailamos con esta linda jovencita y que, se me quedó en mi mente y recuerdo; es que, es una bella canción... ¿y usted, querido/a hermanito/a que cree?

Aquí está, escúchela:


video

domingo, 12 de octubre de 2014

Wooow, ¡Tenemos Visitas Históricas!

Cipotada chula,

Acabo de ver esta sorprendente gráfica en esta, nuestra "Página Oficial Buchona" que realmente me alegra, me emociona y me entusiasma. Es sorprendente, para mí, porque jamás pensé que una humilde paginita como esta, lograra llegar a tener el alto volumen de visitas (esto, a pesar de un largo periodo de inactividad de mi parte, en el transcurso de este año) ya que, estas visitas si bien han disminuido, aun así se mantienen en un buen promedio. Además, es sorprendente porque, por primera vez, he notado que nos visitan de lugares distantes e inesperados en dos continentes de los cuales, muy pocas veces hemos recibido visitas y en esta ocasión, nos visitan en un mismo día, hablo de Argelia en África, desde adonde nos visitaron en 2 ocasiones y de la India en Asia, con una visita; y si fuera poco, además nos visitaron en una ocasión desde la República Checa en Europa...¿que le parece?

Para mí, como todo un biennacido "Buchón", tomo este suceso con orgullo para mi pueblo, es decir, para nuestra querida Armenia y no como un logro personal.

Realmente, le cuento que estoy muy contento y motivado.

Mire usted:



Gráfico de los países más populares entre los espectadores del blog
EntradaVisitas a la página
México
117
Estados Unidos
18
Alemania
16
El Salvador
11
Canadá
2
Argelia
2
España
2
República Checa
1
India
1
Panamá
1

sábado, 11 de octubre de 2014

Nueva Obra de Arturo Menéndez, Gran Cineasta Salvadoreño con Raíces Armenienses

Cipotada chula,

Me ha dado una grande y tremenda alegría ver y leer este reportaje sobre la nueva obra del talentoso artista nuestro, Arturo, hijo de otro grande, César Menéndez, en un conocido periódico digital. En este reportaje, se detalla un poco la producción cinematográfica del joven Arturo, titulada "Malcrianza", la cual debutará próximamente en una sala de cine de la ciudad de Washington, USA.

Me muero de las ganas de ver esta película, que sin duda alguna, me gustará mucho con lo cual, mi alegría será igual que mi orgullo al ver a un talento nuestro destacarse a este nivel.

De manera humilde, expreso mis mejores deseos de éxitos a este joven y aprovecho para invitarle a usted, querido/a hermanito/a que nos visita en esta, nuestra "Página Oficial Buchona" para que "corra la bola" entre sus familiares y conocidos y que asistan a presenciar esta obra.

Aquí está el reportaje del que le hablo, el cual incluye un vídeo sobre la película:

**********************


El reflejo de la Malacrianza salvadoreña llega a la pantalla grande



Arturo Menéndez se estrena este sábado 4 de octubre como escritor, productor y director de largometrajes. Malacrianza es un filme que será hito en la producción cinematográfica de El Salvador: además de ser la primera película salvadoreña de ficción con difusión internacional, sienta precedente como el primer largometraje de ficción hecho en casa en casi 50 años. Debutará en una de las salas de cine de clase mundial: el AFI Silver Theatre, en Washington.


Después de dos años en reposo, el proyecto cinematográfico que en 2011 nació como "Crianza de cuervos", salió de su letargo en enero 2013 y este fin de semana se apresta a estrenarse en la pantalla grande, exhibiendo uno de los padecimientos más recurrentes del ser humano: el miedo, encarnado en el personaje de don Cleo (Salvador Solís), un vendedor de piñatas, que en un plazo de tres días debe conseguir 500 dólares o pagar con su vida.
En 70 minutos, Arturo Menéndez representa una serie de eventos insólitos, que mientras en otras sociedades podrían resultan inconcebibles, ya están arraigados en la cotidianidad salvadoreña. “La gente me dice: “¿y esto pasa?” Y sí, pasa, que es lo peor. Y hay historias peores, o sea, hay historias más extraordinarias alrededor de esto. A partir de que yo empecé con esta historia, empecé a investigar un poquito, y me di cuenta de otras historias que todavía van más allá, incluso van adentro de una cárcel, que la llamada no solamente se queda local, sino que va dentro de la cárcel, y empiezan a mover otros tentáculos y otras cosas”, dice Menéndez.

Aunque el cineasta no acepta de entrada que la película sirva como una denuncia de la violencia en El Salvador, sí admite que desde que decidió echar a andar el proyecto lo hizo para ilustrar este momento del país a manera de un anecdotario, sobre todo porque “la gente salvadoreña tiene sed de verse a sí misma en la pantalla, para ellos todavía es como curioso, es como encontrarnos un espejo por primera vez en nuestra vida, y vernos, ver cómo hablamos, nuestros gestos, y todo eso”.

A menudo suele decirse que en El Salvador no existe tradición en producción de cine, sin embargo, la mayoría de salvadoreños probablemente se sorprenderían al saber que el acervo audiovisual cinematográfico del país sobrepasa la centena. En un siglo de historia, los géneros y formatos han sido variados, aunque el que predomina es el género documental. En 1927 se proyectó “Águilas civilizadas”, el primer largometraje con argumento hecho en El Salvador, filmado por el migrante italiano Virgilio Crisonino. En el siglo XX, los autores que relevaron al también inmigrante italiano Alfredo Massi y su reinado del género documental fueron José David Calderón, a quien se le atribuyen los primeros esfuerzos por hacer cine comercial en el país. Además, creó el primer largometraje salvadoreño: "Pasaje al Mundial" (1969), un documental que presentó el partido en que El Salvador clasificó al mundial de fútbol de México en 1970, y "Los peces fuera del agua" (1970), la primera película con argumento de un salvadoreño, exhibida en 1971.
Alejandro Cotto puso a El Salvador entre los finalistas del Festival de Berlín en 1960 con “El rostro”; Baltazar Polío filmó en 1975 "Topiltzín" (pequeño príncipe, en náhuat), el primer cortometraje experimental, y André Guttfreund se convirtió en 1976 en el primer salvadoreño en ganar un premio Óscar con el cortometraje “En la región del hielo”.
Malacrianza es el segundo largometraje salvadoreño que se estrena en 2014, y aunque tendrá una premier de lujo en el Festival Latinoamericano del American Film Institute, las condiciones en las que se produjo no fueron exactamente las idóneas: en octubre de 2011, fecha en la que estaba previsto el inicio de la filmación, el proyecto tuvo que posponerse por la tormenta tropical E-12, que provocó que el poco financiamiento que se había conseguido con algunos inversionistas locales fuera retirado, la prioridad era intentar solventar la crisis heredada por el desastre natural, no invertir en cine.
Entrado 2012, ninguno de los que se habían apuntado para colaborar económicamente reactivaron su apoyo, y para diciembre, Menéndez, decidió salir del letargo y reafirmado el interés de los actores, decidió invertir lo que tenía en su bolsa para empezar la filmación: “Me acuerdo que para el primer fin de semana yo tenía como 300 pesos en la bolsa, y yo dije: ‘bueno, voy a tirarme a hacer esto, aquí tengo para comida, para agua, para transporte: hagamos esto’”.
A falta de presupuesto, el director buscó apoyo de la productora Meridiano 89, que accedió a prestar el equipo y el personal para la filmación durante los fines de semana, y así entre enero y abril 2013 se grabó Malacrianza en Mejicanos, San Ramón y sus alrededores.
Concluidos los cuatro meses, el problema ahora se trasladaba a que la posproducción hiciera de las tomas en crudo un producto proyectable. En medio de su desesperación, Menéndez contactó a un amigo mexicano que a menudo publicaba en sus redes sociales que estaba trabajando en la posproducción de distintas películas. Probó suerte, un poco incrédulo, y así fue como Santiago García Galván se sumó al proyecto. “Estaba bien cruda la película. Y cuando terminaron de ver la película, se levanta mi amigo Santiago, me abraza y me dice: ‘aquí hay una película, hay una película con corazón y huevos. Me gusta. Lo que necesitás es reeditar, y empezás el lunes’”, recuerda el cineasta.
Santiago García Galván es fundador de Ítaca Films, casa productora de la telenovela "El cártel de los sapos", con amplia difusión en la televisión latinoamericana.
En el proceso de postproducción, también se incorporó al proyecto el productor salvadoreño Alfonso Quijada, radicado en Vancouver, Canadá, quien aportó los fondos para pagar el trabajo del elenco, integrado entre otros, por Salvador Solís, Karla Valencia, Rodrigo Calderón, Mercy Flores y Leandro Sánchez. Quijada es hijo del escritor salvadoreño Alfonso Kijadurías, y dirige la casa productora Sivela Pictures.
La banda sonora de la película también incluye talentos salvadoreños, y entre los andares y angustias de don Cleo se escucharán música y letras de Cartas a Felice, Akumal, Adhesivo y Pescozada.
El director y productor de Malacrianza atribuye la participación de su película en el Festival Latinoamericano de la AFI a Josh Gardner, el curador del festival, quien se enteró del largometraje en un portal de festivales, el Festival Scope, en donde participan festivales clase A, como Berlín, Rotterdam, San Sebastián, entre otros. Ya en 2009, Menéndez compitió en el Berlinale Talent Campus y por el Berlín Today Award con su corto “Cinema Libertad”, una producción que desbancó a las producciones hollywoodenses en los cines salvadoreños el primer fin de semana de proyección, además de ser celebrada por la crítica nacional e internacional.
Aún no hay fechas para la proyección del largometraje posterior a su exhibición en el AFI Silver Theatre, porque según explicó Menéndez a El Faro, aún debe cumplir su ciclo se presentación en distintos festivales, de los cuales prefiere no adelantar nombres porque no hay nada escrito en piedra: "Ahorita estamos en el proceso de negociación de toda esa parte. Es difícil decir adónde se va a estrenar primero, seguramente en Estados Unidos. Pero la decisión final la harán los distribuidores después que termine su ciclo de festivales". 

video

Datos personales

Salí de la "Tierra Linda" en 1979 y siempre soñé y añoré con regresar y ver a la gente querida y a los lugares que me vieron hacer muchas cosas allá hace muchos abriles ya...